sábado, 6 de noviembre de 2010

'infinito' es una palabra demasiado linda.

Hoy es el día en el que acepte que a pesar de que se que no siempre se gana, no se perder.

Sin mas vueltas: perder no está en la lista de probabilidades, por eso me duele tanto como no debería, por eso dura.
El primer paso no es aceptarlo, sino sufrirlo.
No aceptarlo era el simple error, más que el mismísimo fiel hecho de que en el fondo me creí mejor que alguien, aunque ese alguien fuera hipotético. Creer en una ventaja inexistente no fue el error, mi equívoca acción estuvo en que supuse que ganaba.

Primer paso: aceptado, pasado y analizado.
Segundo paso: vivir mi vida en vivo y en directo; en marcha casi finalizado.
Tercer paso: dejar mi mente en el presente infinito;

[porque ese es el presente real, y puede ser tan largo como ud quiera, tan eterno como tu vida misma dure, tan extenso que comienza cuando ya lo estás pensando]
en el infinito, el querido infinito de todos nuestros sueños, cuando no me pesen las ideas de que aun sigo perdiendo, y cuando me pese más el pensamiento de "quizás hay un nunca más".
Puede pasar, pero eso significa en otras palabras s u p e r a r .
No estoy lista, no lo estaré lista ni mañana ni pasado.
Perdí.

Sigo sin aun estar lista.
Erradiquemos la esperanza (y que no me escuche algún utopista), que debí haberla olvidado en el pasado; y el pasado también es eterno... en mi memoria hay una parte que es eterna. Un acople extraño a mi presente infinito. Ya irá donde debe, ya vuelve, ya debe faltar poco... ...pero que la transición que me falta no dure mucho, necesito ocupar mi tiempo mental en las cosas que estan en lista de cosas que pensar.
Un viernes más, sangriento viernes como todos mis viernes en mi memoria desde hace mucho tiempo.Un sábado nuevo, con tiempo para ahora respirar.

4 comentarios:

Eu dijo...

Con el tiempo te vas acostumbrar y quizás hasta podrías sufrir tanto que después tu rutina mental se normalice al punto de tomar lo que te pasa como algo común y seguir con tu vida sin darte cuenta. Bah, a mí me pasó así, aunque haya tardado más de lo que me di cuenta. Igualmente el ser humano tiene una capacidad innata para superar cosas, sólo los débiles no pueden afrontar la vida. Está mal crecer con el concepto de que la vida es color de rosa.

AntOch dijo...

Flor todo eso lleva un proceso!
Y supongo que acá también juegan las fases que una vez contaste, porque las cosas no se pasan de un momento a otro, llevan su tiempo.
Como bien decís lo primero es aceptarlo después de todo el tiempo que pasas negándolo, aceptarlo es enfrentarlo hacerle frente y empezar a ver como sobrellevarlo!

Después de todas las fases recién algún día lograrás superarlo!
Nunca te olvides que de los errores se aprende, y que lo que no nos mata nos hace más fuertes!
De alguna forma y subjetivamente en cada uno de nosotros eso es cierto!

Bezitozz y que andes bien

Ausencia Silenciosa dijo...

Te entiendo de una manera... y cuesta tanto aprender que perder a veces es necesario!

Anti Fashion Victim dijo...

para no sentirte asi, no esperes nunca nada de nadie, salvo que lo conozcas perfectamente..y aun asi a veces llevaras las de perder.. a mi tmb me da bronca, y no soy mala persona ni nada, solo que para mi hago las cosas bien, no me mereceria perder..pero bueno, asi es la vida linda..un beso

http://eldiariodesilvina.blogspot.com/