jueves, 2 de junio de 2011

maravillas del otoño

Ponerle onda, ponerle mucha onda.
Repetí las palabras mágicas y en ese instante, me desvanecí.
Qué lindo es desvanecerse en el punto tal que ya no hay nada de este mundo tan real. Pensaba en algo brillante, en formas colores, en metales preciosos escondidos en las aguas, pensaba en la vida después de la vida, pensaba en más atrás de esa pared; en la tierra que estaba en este lugar, en el desmonte para que gane el cemento, en los pasillos subterráneos que ya no se usan pero no se pueden tapar con más tierra, entonces se tapan con olvido, prohibiendo la vida con un candado, con una reja atada a una chapa y a una pared; de los días nublados que cuando una primera gota cae del cielo, simultánea con otras 100 más en otro lugar, y se inicia el fin de este hermoso día nublado. ¡Qué hermoso día! pero ahora nos quedan hojas en el suelo remolineando los pies de la gente, un poco de viento que entró por la ventana y que escalofrió mi espalda; y más allá no quedan más marcas porque la lluvia se lo quiere llevar todo. ¡Qué pena!

Amenazo pero el día sigue así, pero aun así el tiempo ya no esta, perdura el susto del plan arruinado del día con viento y camperas, con tapados y paraguas dudosos de salir resguardados en las carteras, con gente apresurada y yo que me paro a mirar para arriba. Están ahí, las nubes, y están cargadas de agua a punto de explotar, aunque aún no. El ahora que fue antes, el ayer que fue lindo, como todas esas otras cosas lindas que tenía el ayer... bueno la realidad es que ya no están. Ya no será ese día que era hace un rato.

Subí por una escalera y me extraño que no hayan más mesas. ¿falta un piso más?
Que importa, igual no esta lo que esperaba encontrar.
¿Y si esperase encontrar algo que no está? y si quisiera echarme a llorar en los escombros imaginarios de algo que ni siquiera está ahí como cadáver actual, que ni siquiera estuvo ahí como objeto tal vez viviente, tal vez no, del pasado. ¡Qué angustia quisiera guardarme!

...
y volví a bajar, volví a levantarme, porque uno no puede pasear por el mismo lugar dos veces y pretender que todo esté intacto. Aunque quisiera.

6 comentarios:

~Coraline dijo...

Me encanta como escribis mujercita :)

SantitAh dijo...

Me encantó!
Y es tan cierto

Milu dijo...

Jajajaj, estaría re bueno tirarte a dormir en el piso y no despertar al mundo real para arreglar algunos asuntos.
A veces me siento así

MONSTER dijo...

JAJAJ la taza la compre en Coto :B y venia con otra, de color rosado, y platitos con el mismo dibujo <3 la rosada la regale XD y platito me lo rompio mi novio sin querer u.u
Ahroa, la voy a guardar en la caja fuerte a mi taza D:TE QUIERO VER ROBANDOMELA !! jaja

Camiila dijo...

Hey gracias por pasar por el mi blog! :) el tuyo me gusto mucho, me gustocomo escribis y el diseño del blog ! :) yo tambien qiero estudiar diseño grafico cuando termine el añoq e viene ! :) .. gracias por pasar y aguante Shaila! jaja ..

saludoss

Caami ♥ dijo...

Me ha encantado, y tenes toda la razon! En fin, soy nueva en esto de los blog, asi que nose mucho ni que escribir aca jaja. Bueno te espero por mi blog, y yo ya te he seguido, igual me voy a quedar por aqui leyendo otras entradas tuyas. Mucha suerte
http://b0orderline.blogspot.com/