miércoles, 26 de septiembre de 2012

Ganancia y pérdida.

Cuando pensás "definitivamente le alegré el día a aquel que encontró mi cartuchera", significa que estoy de muy buen humor y eso hay que contarlo públicamente.
Mucho mejor... porque en otro momento le hubiese estado deseando al que sabe que es mía y no la devuelve (porque la reclamé públicamente y por supuesto nadie me contestó) un final de cursada lento y doloroso.
La pena es que me va a costar mucha plata recomponer todo lo que tenía adentro, más cuando la vas llenando de a poco con cositas de por aquí y allá, y tenés todo lo que necesitás (incluyendo dos sets de cuchillas que podría haber dejado en casa) pero ¿qué importa? gané muchísimas otras alegrías en esta semana que tienen mucho mas valor como para que me importe algo tan tonto. Infinitas.
No hay nada que lamentar demasiado... salvo por la tijera de mi abuela que era mi favorita.Y esa trama que me había salido tan linda...
¡pero gané muchas cosas!
Sí, y hermosas.
Espero que no se vayan por donde vinieron, eso solo.
O como la cartuchera: no quiero olvidarlas en algún lugar.

Ser positiva tiene sus cuestiones.
Quiero ser así todos los días.

4 comentarios:

Motherfucker (with a brain) dijo...

Que bueno que pienses así :)

ėfėdėfėdė dijo...

ESA ES LA ACTITUSS CARAMBA! que mejor que ese momento en nada puede opacar un día..
la plata va y viene, pero lástima la tijera.
saludetes muchachina

Barby G. Schonholz. dijo...

Lástima por la cartuchera! Pero como recalcas, lo no material tiene más valor, y permanece en el tiempo, sobre todo. Mejor suerte para la próxima! A ser positivos nada más.

Saludos!

http://www.barby-gs.blogspot.com

Luciana dijo...

Pensar así, simplemente genial. Que se contagie. Slds.