domingo, 28 de junio de 2009

"Si no tenés nada para decir, por favor, no digas nada."

-La frase del dia.-
Lluvia, domingo, depresión, (algo parecido a) catarsis, pensamientos retóricos:
Vamos a decir la verdad, simplificadamente, si ayer estaba embarrada hasta la cintura y elegí otra vez embarrarme mas, hoy me di cuenta que hasta la cintura no era el concepto que necesitaba para definir el nivel de interés presente en mi.
Quiero decir: no cambió el caudal de barro que circula por mi vida, digamos que está -igual de intenso- y enncima estoy tapada de sustancia viscosa imposible de sacar. Por lo tanto, considerablemente atrapada en esto. Puedo salir, pero consume demasiada energía paa después tirar toto a la mierda y volver a tirarme de cabeza. Prosigamos con esto que es lo mejor.

Deberé tomar cartas en el asunto si pretendo seguir fingiendo que lo relacionado a el me chupa un huevo, porque sabemos todos que no es asi, ni yo me la creo, y ya me cansé de evitar esos sucesos que pasan porque si.
Por lo tanto, Florencia aceptó completamente que el nivel de interés no es ignorable, y aceptó que si dejo que actuen los poderes gravitacionales (entiendase como metáfora de que las cosas pasan, asi como cuanod los objetos caen porque nada pesado flota en el aire) voy a estar hasta el 2030 esperando una respuesta del Señor, por asi decirlo. Florencia despierta.

¿Sabés qué?... Mejor no digo nada (porque así creo estar diciendo todo)

2 comentarios:

Cosme Fulanito dijo...

viene complicada la mano, parece...

saludos..salutres..salucuatros y asi por el estilo

eliú dijo...

yo siempre he pensé que la mejor explicación es el sano silencio.