jueves, 9 de agosto de 2012

Consejos de madres

A veces me gustaría poder explicarle las cosas a mi mama como si fuera mi amiga y que me de su consejo;
siento que va a saber que hacer y va a entender de lo que le estoy hablando.
No es una mujer de abrazar, pero me gustaría recibir uno ahora mismo, mientras se secan mis lágrimas en mi mejilla.
Es el de ella, que la quiero tanto y la necesito tanto en tantas situaciones,
pero a veces no se puede.

No se porque, yo no puedo.

2 comentarios:

ėfėdėfėdė dijo...

no seas bolú, pedilo, no hay nada más sanador que un abrazo sentido.
no tiene que haber excusas para hacerlo, se sienten, se necesitan, se dan.

dale, dale, andá corriendo y tacleala con uno

TheWickedNightmare dijo...

Te entiendo