viernes, 25 de junio de 2010

She.


La vi.
Me vio.
Nos miramos casi apasionadamente, buscándonos, deseándonos. Podría decir amor a primera vista, pero prefiero que ustedes mismos determinen si fue o no fue.
Yo le dije que no, un no rotundo y un no mentalmente, porque no iba a ser posible. Mientras sentía el escrutinio de una presencia de ojos tristes y de una personalidad decepcionada, me alejé de ella.
Tenía que ser asi, y nunca de otra forma. El dolor en el alma crecía día tras día, no pudimos evitar sentir esa sensación de pertenencia cuando estábamos cerca. La evité una y otra vez, no pasando por donde sabía que estaría, donde permanecería esperándome durante mucho tiempo. Tuve miedo que se haya ido con alguien mas, cansada de esperarme. Hasta tuve miedo de que nunca mas frecuentara el lugar, realmente me entristeció saber que ya no estaba donde la vi la primera vez. No podía comprobarlo una vez mas, aunque sabía que el dolor me consumía muchísimo iba a ser peor si nuestras presencias estuviesen una al lado de la otra. Necesitaba saber que estaba bien, pero no tenía forma.
Entonces lo decidí, me animé, a pesar de todo lo que costase tendríamos que afrontar las consecuencias si eso nos daba seguridad y lo mas importante: felicidad.
Si tuviera que decir si valió o no lavió la pena, tendría que mirar a mi costado y volver a decirle que no.
Inimaginable, ella está conmigo y nos sentimos dos.


Su nombre es Alice, es negra, con una tapa hecha de tela con estampado de moños y puntitos en blanco; cuerina ecológica en le cuerpo, una tira pedorrísima para colgar pero sin esa tira no podría determinar si seguiría siendo Alice. Brillante, con el largo justo, con el tamaño justo, combina con todo (aunque poco me importa, solo hace que la mire mas y mas), adentro esta forrada de un estampado loco. Esta hecha con amor, y está hecha para mi.
Te quiero Alice, y te tengo conmigo.

Esta es una parodia a mi misma, no suelo ser asi con las cosas, pero Alice se merece un premio.
"Que la sigan chupando", Alice... ¿cómo se te ocurrió que te podría haber cambiado por otras de otros colores?

3 comentarios:

Not a rockstar dijo...

¿Es Alice un bolso? :o

AntOch dijo...

Nooooooooo si Alice es un bolso no te puedo decir nada! Yo también le pongo nombres a mis bolsos!
Mi última nena se llama Summer... y la amo con locura!

Anónimo dijo...

alice es un tapado no?
Luciana, q genia soy