domingo, 28 de marzo de 2010

full of fear

A decir verdad no estoy nada tranquila. Nada.
Desbordo de miedos. Estoy llena de esta sustancia asuqerosa que me hace querer retractarme. Puedo salir a repartir iedo por el pais, total tengo de sobra.
Para colmo nada ayuda a que este mejor, ningún aspecto esta mejorando. Esas espectativas cayeron, y espero poder remontarlas antes que termine en un psiquiatra medicada con ansiolíticos.

El quid de la cuestión es que hay muchísimas cosas que por mas que le ponga onda, no me cierran. Es decir, todas estan englobadas en un drama el cual no puedo esclarecer.
No me cierran para nada.
No es que no quiera, sino porque no puedo, ya no me alcanzan las buenas ondas para cubrir el mar de confusión en el que estoy metida, y no cambia el tiempo como para que las olas paren y asi poder pensar con claridad. Viene una, y al simultaneo viene otra, y otra, y otra. Cuando quiero paz, me encuentro ahogándome, y cuando quiero desistir y dejarme a la deriva para que algo me lleve a un lugar concreto sin desear nada, termino viajando desde el optimismo al pesimismo.

Además de eso, hay que sumar esta semana, que a pesar de ser corta, va a estar cargadísima, y no voy a poder enfrentarlo como quería, con un bonus de alegría en sangre. Mañana me tengo que levantar "onda" cinco de la mañana para ir con tiempo a mi primer dia de facultad, y a pesar de las ganas, nada quita que este terriblemente asustada, y terriblemente deprimida porque las cosas no están marchando al ritmo que quiero, sino al contrario, marchan como siempre: para atrás.

Una soga, algo de que agarrarme. Aunque sea por unos dias, asi puedo sonreir bien fuerte olvidando lo que siempre estuvo en mi cabeza.

1 comentario:

eugenia. dijo...

estoy a punto de cortarme la cabeza


también :(