miércoles, 17 de febrero de 2010

Recalquemos que también vivo.

¿Es hora de contar algo lindo no?
Parece que me quejo-quejo-quejo si es necesario las 25 horas del dia y no sé otra cosa que hacer. Pero no, la verdad es que hay momentos fantásticos que disfruto mucho, a pesar de que últimamente soy un ente con cara de minusválida sufriendo constantemente que no quiere ver mas socialización que sus amigas, la estoy pasando consideradamente bien en lo que va del año, siempre y cuando me olvido de mi misma y de lo perdida que estoy. Eso está bastante mal a mi punto de vista berreta, porque cuando vuelve Florence a su constante cháchara emocional, la angusta sigue en pie esperando a que me haga un ovillo en mi cama y que el dolor despacito se asome en mi pecho para hacer un agujero negro y piense en blanco.

Sacando exclusivamente eso, tengo varios momentos bizarros que compartir, como por ejemplo esta mañana gracias a que un señor haya llamado y esperado mas de 15 "rings"de mi inalámbrico a que atienda (y que haya logrado que me levante y camine hasta allá al décimo, todo para preguntar "¿si, Proyecto 2? - Eh... No.. ¿Con.. quién quiere... habl...ar? - Con el proyecto 2." ¿=?) yo estuve escuchando Muse bien fuerte tirada en la cama, y mas tarde desayunando sentada en el piso del patio porque me gustó la claridad que había, moviéndome al ritmo de "Starlight" (que bajás un toque con la ruedita del mouse y mientras lees la escuchás) y "Supermassive Black Hole"-

También paseando el domingo por el barrio chino, diciendo cosas sin sentido, riéndonos de la revista pedorra que regalaban llamada Asia Impact (la de la foto es la China-sensual de tapa, de la cual nos estuvimos riendo mas de 10 minutos, subrrayando descargué la imagen y no podía parar con la convulsión de risa que me produjo su cara en grande - click acá para verla bien junto con los comentarios nuestros en facebook) guitarreando con mis amigos en el medio de la calle y cantando canciones screamo, mientras disfrutabamos del festival que estaba viviendo la gente, y mientras yo recolectaba monedas a la gorra para ellos.

O merendando ayer con mi amiga Lucianaayelén, riéndonos de esas cosas que te pasan que vos considerás irrelevantes, y estar hablando durante horas y horas de problemas que solo a nosotras nos pasa (quedarse encerrada en tu propia casa y buscar las llaves como loca mientras se trepaba por las paredes y yo esperaba en la puerta cuenta en la lista "eventos pedorros" -contemos el final: subí las escaleras y las encontré en el lugar mas visible-)

Son esas cosas mágicas que no tenés todos los dias, y que a pesar de que poco pesan a la hora de determinar que mal que la estás pasando, logran sacarte una sonrisa cuando las recordás.

2 comentarios:

eugenia. dijo...

me alegro mucho de que te guste mi blog :)
y sí, es un bajón por lo que estás pasando. por suerte existen those little things...

eugenia. dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.