domingo, 11 de abril de 2010

trouble.

Recibía mensajes subliminales desde el centro de mi cuerpo. Algo asi donde estaría situado el corazón emocional del ser. Los ignoré por puro aburrimiento, ya me habían cansado con su repiqueteo casi tan molesto como la lluvia golpeando en las chapas.

En tres segundos miré hacia atras.
Esos mensajes no existían. Eran una réplica de mi organismo mental que estaba tratando de recrear como se siente (o se debería sentir) cuando en realidad tenes una conciencia limpia.
Daba igual, sea quién sea me iba a importar cada vez menos.
Cada vez menos hasta que llegué al punto máximo de confundir una realidad pensante con una vida normal de una persona casi-normal, como yo.

Estos debates suelen presentarse con tres segundos de anticipación, pero esta vez me quede en blanco. Miré hacia un costado y no vi nada. Gente, espacio, lugares. Nada. Mi mente decía nada.
No me asusté. Pero tuve que irme, esa nada significaba algo bastate lógico: no estás pensando Florencia, blanqueate, corré.
Intenté aprender a medir antes de tener que arrepentirme, por eso salí: para practicar como sería meditar; para darme lugar a decir
que bueno que no lo hize. Pero me asombró la posibilidad de que hacerlo o no hacerlo era lo mismo. Asi que planeo eliminar la meditación a cielo abierto. {A los cinco minutos ya estaba eliminada, asegurado.}

El problema es que no hay problema.
¿Debería preocuparme? Porque generalmente es algo que aflige a muchos, y que en realidad esos muchos son el 99.9 de la población. Casi todos sienten algo de culpa, aunque no lo admitan.
Pero para mi eso no importa, soy ese cero coma uno. Pensé que si, que al final todos sentimos algo, que era una de los que lo niegan, pero finalmente soy ese cero coma uno. O quizás seamos mas y no nos demos cuenta, pero soy ese porcentaje de los no-vívidos.
Y incito a que me intento alejar de ese cero coma uno, porque ni yo lo puedo creer.
Empiezo: ¿Y si eso lastima a alguien? se supone que tenés que sentir algo por el pasado, pero yo siento nada. Nada nada nada. No sentí nada. Huy, estoy siendo inanimada. Movete, quizás es eso. A ver... correte, andá. Voy mas allá y nada de nuevo.

Espacio. Tiempo. Dejar orear como en el pegamento, esperá unos segundos que pega mejor.
Sigue sin importarme. Nada. Es gracioso, porque ni yo me la creia el "lo hago sólo por mi". Se ve que si, lo hago en serio por mi, y no me importa nada.
Soy catalina Heathcliff- Cataliona Linton- Catalina Earnshaw-
Bueno, tampoco es que me haga muho problema. Como ella, que no se hacía problema.
El problema sería que no hubiese problema. Pero ni siquiera lo tomo como un problema.
Porque estoy sentada inexpresivamente mirando aun pantalla sin sentir nada.
(antes aunque sea tenía algo adentro, lo hacía por pura bronca. Ahora nada de nuevo.)

3 comentarios:

eugenia. dijo...

"Il n'y a pas de solution parce qu'il n'y a pas de problème" ♥

eugenia. dijo...

"Il n'y a pas de solution parce qu'il n'y a pas de problème" ♥

eugenia. dijo...

"Il n'y a pas de solution parce qu'il n'y a pas de problème" ♥