martes, 25 de mayo de 2010

Metafase.

"Este alineamiento equilibrado en la línea media del huso se debe a las fuerzas iguales y opuestas que se generan por los cinetocoros hermanos. El nombre "metafase" proviene del griego μετα que significa -después.- "

Equilibrio.
Es una fase de equilibrio, balance y contrareste de fuerzas opuestas que luchan por una estabilización. Sin centro -desintegrado desde la fase anterior- el organismo está en revolución, la mente da vueltas y sólo es la percepción y los sentidos puros quien reciben y dan señales de vida desde y al exterior.
Estabilización. La búsqueda de la estabilización que parece un objeto de nunca hallar. Como tratar de encontrar a Wally entre miles de otros Wally.
Meta es después; porque si, pasa después de la decisión, pasa justo después de que todo se acomode y empieze a reacomodarse a la vez, hasta encontrar la nivelación y el punto de ese mismo equilibrio. Justo cuando intentás poner a prueba tu hipótesis surge el problema de la caja de pandora: todo afuera, todo mezclado, todo desatado.
Por eso lo que en la etapa anterior no pareciá surgir está flotando ahora, en las aguas de la memoria; y que mejor para definir esto como un descontrol, como un torbellino de ideas dando vueltas y mezclando todo lo que haya a su alcanze, para confundirte, retractarte y volver a la molesta obsesión; como un tornado: arrasando con todo, y licuando momentos.
Es una etapa de confusión que necesita ser pensada para ser atravesada. Es una etapa de prueba emocional, de obstáculos para sortear y descubrir si en verdad estás lista para esta superación.

Están esas las cosas que se resisten a ser ahogadas, que se oponen rotundamente a la superposición de lo nuevo en lo viejo. Cosas que no quieren ser eliminadas y son justamente aquellas que hacen esa fuerza opuesta para volver a surgir e imponerse con vehemencia. Están las fuerzas opuestas, que si bien parece algo totalmente negativo, son cuestiones con las que conviviste tanto que les tomaste cariño. Recuerdos lindos y momentos placenteros que quieren ser parte de la clasificación del presente siempre, y están claramente las fuerzas a favor de la recuperación y avanze como rencores que te iniciaron al olvido y pensamientos maduros que te despegan cruelmente de esas cosas viejas y sin uso, sin esperanza de enovación ni actualización; todo está nivelándose.
Pero al estar débil, con la sensibilidad a flor de piel, con la batalla agotadora que se está llevando a cabo en cada rincón del cuerpo, como una guerra mundial que inicia a la parálisis y al terror, esa nivelación te parece eterna: todo parece estar induciéndote que te retractes, por accion lógica y natural, y que te vuelvas a abandonar a lo que eras antes: un manojo de esperanzas que en realidad no te llevaba a ninguna parte porque estabas girando sobre tu propio eje, pasando una y otra vez por las mismas cuestiones.

El equilibrio se va encontrando poco a poco, y esas cosas que formaban parte de lo opuesto pasa a un segundo plano, listas desde la mente para ser olvidadas en cualquier chance que se pueda poner a prueba físicamente.

4 comentarios:

Seudónima dijo...

Por lo que pude entender hablás de que los recuerdos con respecto al ayer y hoy DEBEN ser malos y buenos, por eso el tema del equilibrio. (No sé, capaz dije cualquiera) Un beso, te sigo y te sigo leyendo :)

AntOch dijo...

Parece que es la etapa en la que más tenés que razonar.
Una simple equivocación atentaría contra el equilibrio!

El alter ego de Mabel dijo...

Si algo me enseñó Lost, es que a veces el segundo plano es el primero, otras el tercero y a veces pi (lo siento, todos mis mensajes de hoy van a tener que ver con Lost).

eugenia. dijo...

yo quiero metafase